La Cruzada de los Niños

Me dispongo a abordar en este artículo una parte de la Historia relacionada con las Cruzadas en la que la ficción y la realidad tienen una línea muy difusa y difícil de esclarecer. A los rumores de la propia época que se han ido alimentando a lo largo de los siglos hay que añadir el trasfondo religioso que se dio a este hecho, por lo que despejar los hechos históricos de todos los añadidos contemporáneos y posteriores resulta una tarea bastante difícil. Sin embargo, trataré de mostrar lo que se sabe de este acontecimiento también para que el lector pueda hacer uso del sentido crítico y formar su propia opinión acerca de estos hechos.

Nos situamos en 1212, en la Cuarta Cruzada. Dos niños, uno alemán y otro francés, reciben la visita de Jesucristo, quien les dice que deben liderar una marcha pacífica hacia Jerusalén para convertir a los musulmanes al Cristianismo por la vía pacífica. De 20.000 a 30.000 niños se les unen y acaban juntándose en Niza, donde pasan días esperando a que las aguas se abran, algo que se les había dicho en sus visiones que ocurriría. No sucede nada y es entonces cuando unos barcos se ofrecen a transportarlos. Los niños acaban muriendo en algunos de estos barcos que acaban hundidos y 2.000 de ellos son vendidos como esclavos en Egipto.

Otras fuentes hablan de grandes desplazamientos de gente en 1212 desde Francia y Alemania, ambos liderados no por niños sino por pastores. Estas personas al parecer eran adultos. El grupo alemán se deshizo al no abrirse las aguas a su paso y en el caso del grupo francés, su misión era entregar una carta al rey de Francia, tras lo cual se disolvió. Finalmente, otra teoría y la más aceptada por los historiadores nos habla de grandes grupos de vagabundos de ambas regiones que emprendieron un peregrinaje en busca de mejores oportunidades y que fueron llamados de forma condescendiente “pueri” (niños). Esto llevaría los cronistas posteriores a una traducción literal y a la creación de la Cruzada de los Niños, que no eran sino campesinos víctimas de la crisis económica de la época.

Las versiones han ido cambiando a lo largo de la Historia conforme a los intereses, especialmente religiosos, y al final nos ha llegado una leyenda que mezcla la realidad con la ficción, como apuntaba al principio del artículo. Desde el siglo XIX se ha tratado de desentrañar la historia de esta Cruzada de los Niños, algunos autores con mayor éxito que otros, pero al final siempre resulta difícil desgajar los hechos de todos los rumores con los que han sido adornados y han llegado hasta nosotros. Ahora queda que cada cual decida cuál pudo haber sido la verdad.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s