La educación espartana

Fotograma de la película “300”

Si algo se le viene a uno a la cabeza cuando se le menciona la palabra “Esparta” es la dureza, la disciplina y la militarización de su sociedad, especialmente removida desde el estreno de la película “300”. Incluso hemos adaptado el adjetivo “espartano” para referirnos a algo austero, firme, sobrio, severo. En este artículo voy a explicar el proceso mediante el cual los espartanos adquirían ese carácter que les ha caracterizado y ha hecho que sean recordados durante siglos.

Los jóvenes espartanos crecían con la idea de que tenían que luchar por la gloria de su ciudad. Ya no se trataba como antes de ser héroes, según el ideal homérico, aunque se seguía educando a los chicos en deportes, competiciones, etc… Un ejemplo de esto es que aproximadamente la mitad de los vencedores de los juegos olímpicos eran espartanos.

El sistema educativo creado por Esparta era obligatorio para ser considerado un ciudadano con todos los derechos, tal como nos lo explican Jenofonte y Plutarco. Se hacía de forma colectiva, puesto que en vez de existir un alumno y un maestro, había lo que hoy llamaríamos una clase, un aula, donde se agrupaba a los niños de edades similares frente a un solo maestro. Este sistema se atribuye a Licurgo, aunque parece que no hay referencias históricas para confirmarlo.

Plutarco nos cuenta que nada más nacer, un grupo de ancianos examinaba al niño para verificar que estaba en forma y que era fuerte y bello. Si no era así, se les arrojaba por un barranco, ya que sólo alimentaban bocas productivas. Si se le permitía vivir, se le criaba sin las menores muestras de mimos o cariños. No les ponían pañales para no retrasar su evolución y para que se adaptaran al frío y al calor. Se les acostumbraba a estar solos y a la oscuridad.

A los 7 años abandonaban el hogar familiar y se iban a vivir a unos barracones militares donde comenzaban su instrucción. Aprendían a leer y a escribir (lo justo, según Plutarco), y también a cantar, aunque todo se centraba en el atletismo, la lucha, el manejo de las armas y sobretodo a obedecer ciegamente. En palabras de Plutarco; “Licurgo acostumbró a los ciudadanos a no saber vivir solos, a estar siempre, como las abejas, unidos por el bien público en torno a sus jefes”. Los niños iban siempre desnudos y sucios, pues no se les permitía bañarse. Se les alimentaba con lo justo, con lo cual se les dejaba con hambre y se les animaba a robar comida. Si eran sorprendidos, les castigaban no por robar, sino por haber sido torpes y dejarse pillar. Tenían que fabricarse las camas ellos mismos con cañas y sólo con sus manos. Todos los ciudadanos estaban autorizados a vigilar por la correcta educación de los niños: podían castigarles, reñirles, azotarles… Esto llegó tan lejos que incluso se llegaron a celebrar unas novatadas en las que hubo niños azotados bajo el sol hasta la muerte, ante la mirada de los ciudadanos.

Cuando cumplían los 20 años, todo se centraba en fortalecerlos, para lo cual se les llevaba a un bosque, se ataba una cadena a un árbol y a ésta, un palo. El joven se agarraba a este palo mientras dos compañeros le apaleaban. Cuando caía al suelo, se encargaban de levantarlo para continuar. Con esto, aprendían a soportar el dolor, y los que apaleaban aprendían a no dejarse llevar por la piedad o la lástima ante el dolor ajeno, aunque se tratase de un compañero. Cuando acaba el castigo, no se curaban las heridas del apaleado. Muchos prefirieron morir antes que ceder al dolor.

En cuanto a las niñas, se las educaba también en la gimnasia, la lucha y el atletismo, lo que las fortalecía para traer al mundo niños vigorosos y sanos. Se trataba de reducir al mínimo los sentimientos: el matrimonio sólo servía para traer nuevos guerreros. Las esposas se prestaban con normalidad. Como contrapartida, las espartanas tenían una libertad de la que carecían otras mujeres griegas. Ellas heredaban de los padres y administraban la economía familiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s